AGENDA URBANA/ UNA SEMANA DE ABRIL

Invitación2

AGENDA URBANA/ UNA SEMANA DE ABRIL

Fernando Curiel

 Lunes 16. Avanzo en CU con antología Alfonso Reyes y Presentación muestra de ensayos míos de las últimas décadas, en el contexto de una Teoría Literaria (francesa hasta las cachas), función de tercer grado, mudada enemiga frontal de la Creación, función de primer grado. Búsqueda tarde y noche en “búnker” del desaparecido Fashionable nonsense, cuya estricta cita bibliográfica me apremia.

Martes 17. Ingrid Brena nos congrega a comer en su casa de El Pedregal. Seis veteranos de la Generación 62 (estrenando un Anecdotario) de la Facultad de Derecho. La anfitriona, Fito Peralta, Benito Mossig, Osvaldo Cervantes, Enrique Loaeza y este “diarista”. Cocina Fito. Y no, no se ha desencanchado. Festín. Por la noche, nueva inútil búsqueda de FN.

Miércoles 18. Mañana fabril. Como en terraza (“On the rocks”) del MUAC con Miguel Álvarez Gaxiola y Fito. Remembranzas sesenteras. Fito me recuerda mi deuda: el libro sobre flora Pedregal, sello UNAM.

Jueves 19. Reviso con Rolando Morales, editor, añoso amigo, “domy” DIARIO TAXQUEÑO, profuso en fotografías, antiguas y actuales. Las antiguas del álbum de Enrique A. Cervantes (1928). Las actuales de la lente de Priscilla Pomeroy, Jerry Ciccoritti y Miguel Sareñana. Detalles finales. Doy el Bo. Vo. Afortunada portada: Santa Prisca de fondo, al frente la familia Trotsky de paseo por el Real de Minas.

Viernes 20. Mañana laboral. Sorpresa (¿o no?) por el impacto multitudinario, en blog PUÑO ELECTRÓNICO, de mi última Agenda Urbana: “Villa Olímpica”. Mediodía. Recorro rosácea feria librera “Cultisur”. Encuentros. Paliques entre los “stands”. Pido auxilio al amigo Enrique Díez-Canedo, para conseguir ejemplar flora Pedregal. Doy con Biblioteca Gustavo Sainz, amigo entrañable que fuera en los sesentas y setentas. Saldo dos deudas de lector fiel suyo: A la salud de la serpiente, dos tomos, “garbanzo de a libra” (Evodio Escalante dixit); y A troche y moche. Dedicaré a GS próxima AU.

Fiesta1.jpg

Sábado 21. Boda amigos pilotos, Geovanna y Mauricio. Plan de vuelo: Copilco-Sierra Nevada, parroquia Santa Teresita. Trasbordo. Lomas de Chapultepec-Atizapán (más allá de Satélite, de Lomas Verdes, del Parque de los Ciervos), viaje que hago en compañía de Toño y Kazumi (el de regreso lo haré con Ale y Luis). Ya en Volterra, sitio del banquete, se incorpora Leo y pareja. Esperamos en vano a Max y a Lalo y mi tocaya. Fiestorrón. He protagonizado dos bodas, pero a la antigua. Advierto cambios. Mezcla de “reality show”, bio-videos, cambios de vestuario, festival de fin de cursos. Gente que soy del mundo editorial, felicito el diseño y contenidos de la invitación: juego de pasaporte, boleto de embarque, etcétera. Ponerse al día.

Invitación3

Fiesta2

Domingo 22 (1ª parte). Abortada la búsqueda de mi ejemplar de Fashionable nonsense (una por otra sin embargo: durante el rastreo de 3 días 3, doy con A Reader’s Manifesto, también de cita obligada, también supuestamente extraviado en mi red privada (privada de orden) de bibliotecas); a primera hora (la de su apertura) me apersono en librería Paz/FCE. Golpe de suerte. Un ejemplar, un solitario ejemplar de la versión española, Paidós, de FN: Imposturas intelectuales. Comida en “búnker” con Priscilla. Trabajamos con próximo proyecto para la colección DARES Y TOMARES: Toma dos/ Cómics, que firmaremos juntos, y ya prácticamente dibujados/ilustrados por ella.

Fiesta3

 

Invitación4

Domingo 21 (2ª. parte, y última). Lamentable nuevo capítulo de Mexicana Universal, TV Azteca, para siempre intencionalmente por debajo del nivel “basura” electrónica de Televisa. ¡Ay de aquel ramillete de provincianas, su sueño bovarista homogeneizado, desnatado, cosificado, carne del “show biz”! Pero al igual que mi colega Claudio Acevedo en su HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE, mi voto indeclinable, insobornable, es a favor de Señorita Yucatán. Por bella y mantenerse dentro de lo posible en su versión original. Y luego, sin solución de continuidad, el primer debate de los “suspirantes” a La Grande, La Silla. Ya volveré al tema. ¿Oferta electoral? ¿Cuál? ¿Cómo restarle a Meade, el lastre Calderón (inepta Guerra contra el Narco, primitivismo, Estela de Luz), el lastre Peña Nieto (Casa Blanca, Noche Nazi de Iguala, Socavón del Paso Exprés a la Muerte)? ¿Cómo restarle a Anaya el lastre de la construcción obsesiva de una candidatura a costa de la debacle de lo que quedaba de un PAN ya a la deriva, y rápido aprendizaje de mañas marca PRI y mañas marca PRD? ¿Cómo restarle a López Obrador el lastre de su pasado priista y perredista, ambos en su versión Estado C(ornucopia) C(lientelar)? ¿Cómo restarle a Margarita Zavala, abogada de luces, el lastre conyugal? Digan lo que digan las encuestas, para ese México agraviado, iracundo, zaherido, burlado, rehén de la partidocracia, el “ganón” fue El Bronco. Metido a la contienda con calzador, en papel de Neo Fox.

Invitación1

(Agradezco la colaboración fotográfica de Antonio Orozco).

 

Deja un comentario