STRANGER THINGS, explicada.

 

Para muchos solo se trata de un refrito usurpador de destellos de piezas cinematográficas inolvidables de los 80s.

Para otros es un homenaje de primera categoría que busca sin enfados enaltecer y revivir la nostalgia de una época tan importante para el cine y principalmente  la ciencia ficción como fueron los 80s.

       

La realidad en mi punto de vista, es pasar un buen rato, no se trata de algo trascendental (digo, es una serie!) ni de vida ó muerte, quizá la expectativa de tener que esperar tanto tiempo entre una y otra temporada alimenta las ansiedades de unos cuantos sin mucho que hacer y crea un efecto negativo en el que la crítica, menos en el caso de series menos exitosas.

 

ST no plantea nada nuevo y creo que ese es exactamente el punto que molesta a algunos y otros tantosencanta.

El personaje de Elle ó Eleven lo vimos en piezas de culto como Carrie y Firestarter, los demás niños podrían estar inspirados en The Goonies, ET y otras.

Además de la presencia maestra de Winona Ryder quien fue la actriz más emblemática del cine de culto de la época en cuestión., ¿y que más? Nostalgia, nostalgia y más nostalgia para los que vivimos ó nacimos en dicha colorida época.  aparte de lo obvio, creo qué hay un valor humano importante en la serie, sobretodo en la evolución del personaje de Elle quien originalmente era un experimento científico irónicamente conectado con “el otro mundo” y quien a raíz de su convivencia con otros niños crea una personalidad profunda con la sabiduría de un extraterrestre y la inocencia de una niña.

En esta tercera temporada nuestros queridos personajes entran a la pubertad y claro, da mucha flojera pero ¿cómo evitarlo?, creo hipócrita al adulto que olvida su niñez y su adolescencia y ahora tacha temas en relación cómo tontos ó fantasiosos, cuando en realidad son las etapas más honestas y transcendentes en la vida de cualquiera.

Ahora bien, el factor maratónico en ST es algo que no experimento con ninguna otra serie, normalmente comienzo viendo uno ó dos episodios lo que me ha llevado en las tres temporadas, a empinarme los episodios restantes de golpe, como droga., como la mayoría de los fans y vaya, se disfruta muchísimo. No conozco otra serie que pueda ver casi seis horas seguidas sin aburrirme.

El guión es gringo vamos, nunca será Shakespeare pero es humano, repito, además del excelente combo de misterio, cinematografía y ciencia ficción, hay valores humanos muy honestos en la serie y finalmente, creo que ahí radica el éxito de ST ya que podemos identificarnos con los personajes que no son perfectos ni pretenden serlo, pero su ingenio y valentía los hacen geniales.

Véala, no sea sangrón.

L.F

Deja un comentario