Alien vs COVID – 19

Ha sido un año extremo, sin duda y apenas comienza (o mejor dicho, comenzaba) …

Hoy por hoy vivimos la incertidumbre en el encierro, la desinformación o exceso de información, pánico y separación social gracias al famoso virus coronado como bestia maligna., por ahí vi un meme muy “ad hoc” que comparaba la situación actual con la famosa película de Buñuel “El ángel exterminador”.

En fin, lamentablemente COVID-19 logró vencer al más terrorífico alienígena y a su aclamado progenitor H.R Giger (Coira, Suiza, 5 de febrero de 1940Zúrich, 12 de mayo de 2014), en su póstuma visita a nuestro país en una impecable exposición multi disciplinaria.

“H.R. Giger Solo con la noche” CDMX del 4 de diciembre hasta… Nunca, ya que fue clausurada poco antes del boom viral a finales de Febrero.

Mientras muchos procrastinamos, en mi caso, sólo pude ir una vez, quedándome con ganas de ir unas seis o cien veces con y sin amistades, simplemente no sacamos la casta y esta maravillosa expo se nos fue entre tanto lavarnos las manos, un caso absolutamente trágico.

No me considero modesta ni novata al declarar que se trató de una de las exposiciones mas chingonas que he visto a nivel MUNDIAL en mis 34 veranos de voyeur., tanto la curaduría como la museografía no tuvieron igual., además del exquisito gusto (que solo podía ser logrado por fanáticos de H.R.) al elegir la locación, en lugar de un museo trillado y frío, mejor, mucho mejor aún., se optó por un antiguo edificio abandonado que aguardaba empolvado un suceso tan macabro como el que pude vivir. Misma locación que fue magistralmente personalizada bañada de negro, a veces dando la impresión de estar en un sótano gigante y para los más ñoños “darks” como yo, recordaba a una casa de sustos para “adultos”.

La colección que pude ver, por suerte, aunque sea una vez, rondaba por las doscientas obras originales si no me fallan los ojos… Técnica tras impecable técnica, gocé entre el aerógrafo, el acrílico, la escultura y hasta algunas técnicas como la tinta china que no pensé ver…

Sensualísimos formatos grandes, medianos y gigantes, props de películas, bocetos… Un paraíso que presumo en duelo, en confinamiento, pero el cual (menos mal) documente con gran fanatismo.

Que sirva de moraleja esta amarga experiencia del virus para nunca postergar la belleza, belleza que siempre nace del inframundo.

Gracias HR Giger, ser místico inmensurablemente talentoso, alquimista, maestro, gracias por permitirnos verte, fue y siempre será un honor., hasta pronto.

Gracias a todas y todos los culpables de invitar al genio y lograr esta increíble exposición.

P.P

Deja un comentario