La fotografía

 

La fotografía

Antonio Sierra García

“…la naturaleza que habla a la cámara es distinta de la que habla a los ojos; distinta, primero, porque, en lugar de un espacio conscientemente predispuesto por el hombre, aparece un espacio tramado de inconsciente. Podemos, por ejemplo, distinguir, aunque sea a grandes rasgos, la manera de andar de la gente, pero no percibimos en absoluto su postura en esa fracción de segundo en que alarga el paso. La fotografía, sin embargo, con sus recursos, el ralentí o el aumento, nos revela.”

Walter Benjamin

 

Los avances tecnológicos, que influyen profundamente en todos los ámbitos de la humanidad, han hecho que la fotografía ocupe un lugar destacado. Como nunca, la civilización cuenta con un caudal de innovaciones. Vivimos en una sociedad que ha privilegiado la imagen, en muchos casos sin detenerse a ver las consecuencias de esa saturación. Las fotografías circulan en segundos y causan impacto en las esferas sociales. Hay tal cantidad de reproducciones que resulta difícil su comprensión. Aparecen de manera acelerada, sucesivamente, en todos los espacios. En palabras de Gérard Wajcman: “ya no es necesario destacar la importancia de la imagen. Lo que hay que pensar simplemente es que se está menos en lo que se ha podido llamar una civilización de la imagen que en una civilización del exceso de imágenes”.

Los avances tecnológicos han proporcionado herramientas cada vez más actualizadas que hacen posible la difusión de ideas y la reproducción de imágenes a través de los medios de comunicación. El periódico sigue siendo un órgano fundamental en nuestra sociedad. Es un medio dotado de prótesis —en el sentido freudiano— que le permiten trasladar sus ideas. Su mirada está representada en la cámara fotográfica que repasa cualquier superficie; todo se registra a través del aparato, que sirve de prótesis al diario. Coincido con Gérard Wajcman cuando afirma que “la civilización de la mirada […] es la extensión pronta y desmesurada del poder del cuerpo en cuanto a su órgano visual. El hombre ve más mejor, más rápido, más lejos, también ve con mayor profundidad y, en principio, de manera más profunda en él mismo”.

Gracias a los avances tecnológicos, los medios de comunicación pueden ver, escuchar y difundir cada vez con mayor prontitud, aunque en muchos casos con menor calidad. La fotografía, dice Paul Valéry, “acostumbró a los ojos a esperar aquello que debían ver, y los instruyó a no ver lo que no existe y que veían claramente antes de ella”.

 

2 pensamientos

  1. Querido Toño, me gustó mucho tu artículo: tus fotografías, los comentarios y las citas. Me hizo recordar las fotografías que tomó la sonda Cassini de Saturno. Hace apenas unos años apreciar ese planeta, tan de cerca, hubiera sido imposible. Definitivamente la fotografía ha marcado el siglo XXI, en maneras dignas de análisis.

Deja un comentario