HORRIBLE PUBLICIDAD HORRPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRPILANTE

Claudio Acevedo

Propincuo follower:

No sabría decirle, después de las fatigosas, gozosas a veces (a todo se acostumbra el bicho humano), y rutinarias sesiones de filmación en el set de cine para mayores (hombres, pero también mujeres, según las estadísticas), cuántas horas pasé en uno de mis sitios preferidos de Londres.

La Portrait Gallery, a espaldas de la National Gallery, en pleno Trafalgar Square. La Inglaterra histórica. Reyes, guerreros, artistas, políticos, intelectuales, figuras públicas…

Y siempre me sorprendía la absoluta individualidad indivisa. Cada quién era quién era.

No que aquí…

Algo llegó a tocarme de Luis Echeverría identificándose no con Luis Echeverría, como indica el acta de nacimiento, sino con el mexicano Lázaro Cárdenas y el chileno Salvador Allende.

Y ahora resulta que Pío López Obrador es Leona Vicario, y su hermano el Presidente de la República, por su parte (según las circunstancias), es o Benito Juárez o Francisco I. Madero.

Le juro que me confundo.

¿Decidido por quién?

¿Con qué bases?

Tata Cárdenas anduvo en la Revolución Mexicana; Allende falló en el intento de emular en su país la fórmula castrista; Juárez se sopló una Reforma, una guerra civil y una lucha de liberación nacional contra el invasor francés; Madero se tronó a Porfirio Díaz (aparentemente tan insumergible como el Titanic).

¿Pero Pío y Andrés Manuel?

Mejor, follower, le comparto de mi calendario, a Emily Jevons, inglesita, ella sí idéntica a sí misma en su multifacética personalidad: experta en metabolismo, sirena de alberca, triatleta.

Dirección:

@emily.tri

 

Un pensamiento

Deja un comentario