HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

Propincuo follower:

No que al modo de Cervantes, que pone a hablar por la noche a los perros Berganza y Cipón, cosa nunca vista ni oída, pero sé que mi perro Moroleón, y mi bicicleta Vicky, a la hora que sea, mientras yo ando ocupado leyendo, navegando en mi computadora —las más de las horas—, preparando de comer, o durmiendo largas siestas, intercambian insultos, murmuran sobre mí, o se lamentan de este encierro que se vuelve régimen carcelario, y que yo rompo de vez en cuando, con breves escapadas, los tres —si me bien—, o con cada uno,  Picacho arriba o Picacho abajo. Así de fregados nos tiene esta maldita plaga que no se sabe para cuándo termine.

Si se insultan, ella lo llama “huelemierdas”, y  él le contesta, “aplastcacas”; si murmuran, me tildan de voyeur y mandilón de mis pinups; y a los lamentos de su suerte, añaden planes de fugarse a la buena de Dios, pero fugarse.

Al principio, me esforzaba en explícales, los peligros de la calle con un Corona Virus rabioso e implacable, hasta el día de hoy victorioso; o les recordaba mi biografía en Cuernavaca, la Ciudad de México y Londres; o les leía pasajes de las novelas de Camilleri que devoró fanático del comisario Montalbano; o les ponía música clásica a la que me voy aficionando…Todo con el propósito de hacerles ver que vamos en un mismo barco sin deriva cierta.

En vano…

Y la verdad, vivo con la aflicción, que una de estas mañanas, me tope con que Moro, o Vicky, o los dos, me hallan abandonado. Lo que me pareja, pesadillas, en las que o soy un perro sarnoso y apaleado, o un ciclista que no encuentra su bici donde la dejó, debidamente encadenada…

En fin, follower, así vivo; lo que no me impide compartir con usted, mi última pesca. Ellie Ottaway Josi, modelo y al mismo tiempo universitaria formada en un singular campo de negocios, el de la música. Dirección:

@eottaway

 

 

 

 

Deja un comentario