POSSESSOR. Talento en la sangre.

Cómo ya es costumbre en mis preferencias cinematográficas, un morbo amigo atacó de nuevo al enterarme (tardíamente) que David Cronenberg tiene un hijo cineasta., ví el trailer de “POSSESSOR” y me quede con la espinita ¿será mejor ó peor que el papá? .

Ok, muy ordinario de mi parte caer en la obviedad de la comparación, me disculpo, pero tratándose de Cronenberg., un caso onírico que ha gozado de confundir y aveces hasta aburrir a su público, tenia muchísima curiosidad por Brandon quien lleva el apellido de su padre.

El trailer parecía pretencioso, algo así como neo terror blanco, de esas piezas impecables, interminables y huecas, que abundan entre la élite del cine en su faceta más vulgarmente aspiraciónal.

Empezando por la bella cinematografía de Karim Hussain y la punzante edición de Matthew Hannam, la primera escena es agresiva y cautivadora.

Sin delatar la trama, digamos que nuestra protagonista “Vos” interpretada por Andrea Riseborough (Birdman) es una mercenaria mentalista con aptitudes psicóticas que navega dentro de las mentes de terceros por medio de la tecnología y con la ayuda de una maquiavélica empresa privada., un poco como en “La célula”, “Inception” ó “Strange Days”.

Ciencia ficción combinada con un fino terror psicológico es lo que usted puede esperar de POSSESOR y su director y escritor Brandon Cronenberg, una película muy audaz y cruda., con efectos visuales de hiper plasticismo y en momentos, realismo grotesco. El autor, definitivamente sublima su linaje cinematográfico con el arte en la sangre y sin titubear.

Véala, abra los ojos y apriete los dientes, obra maestra.

L.F

Deja un comentario