NERVO Y SU AMADA INMÓVIL

Hace ya muchas letras

ANA ELENA DÍAZ ALEJO

 

NERVO Y SU AMADA INMÓVIL*

7 DE ENERO DE 1912

 

La amada inmóvil es una obra construida a partir de la muerte de Ana (Anne Cécile Louise Dailliez Largillier), “encontrada en el camino de la vida el 31 de agosto de 1901” por Amado Nervo en París, durante su primera estancia en Europa (1900-1902) y con quien compartía, enclaustrada en el piso de Bailén 15, en Madrid, una parte de su vida. En 1902 el poeta regresa a México. En 1904 Ana viene a México a encontrarse con el poeta. El 12 de julio de 1905, vía Nueva York, regresan juntos a España. En el bolsillo de Nervo late el nombramiento de Segundo Secretario de la Legación Mexicana en Madrid. Allí abre un puente cultural para los escritores peninsulares (Miguel de Unamuno, Francisco Villaespesa, Manuel Machado).

Ana muere el día 7 de enero de 1912, hace ciento nueve años. Los textos poéticos, en un principio inminentes a propósito de su ausencia ─catarsis consolatrix─, prologados y fechados en “febrero de 1912”, son preteridos por la pluma de Nervo, quizá pierden actualidad emocional… tal vez, pero quedan olvidados en su escritorio… y él no los publica nunca.

En 1915 la circunstancia mexicana dará lugar al cese del personal diplomático en tierras extranjeras. Nervo vivirá exclusivamente de su pluma y continuará en Europa hasta su partida hacia Montevideo en 1918, como ministro plenipotenciario de México en Argentina, Uruguay y Paraguay, nombrado por el gobierno del presidente Venustiano Carranza. Sobre esta decisión, Gustavo Jiménez Aguirre nos dice:

 

El nuevo nombramiento y su promoción política en la prensa mexicana y argentina, hicieron evidente la decisión pragmática del presidente Carranza, necesitado de reforzar los vínculos de México con los países del Cono Sur que podían mediar en las negociaciones con el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, renuente a otorgar el reconocimiento al gobierno revolucionario. […] Carranza requería un embajador con probada experiencia, popularidad irrefutable y dominio de los medios periodísticos. Nervo cumplió con honestidad y profesionalismo esas expectativas en los últimos cuatro meses de su vida, e involuntariamente las rebasó con su fallecimiento imprevisto el 24 de mayo de 1919.

 

 

El regreso de Nervo a México en un convoy funerario internacional es apoteósico. En el puerto de Veracruz lo recibe un saludo de salvas, caso único en la historia de los próceres de la cultura.

El 14 de noviembre de 1919, hace 101 años, Amado Nervo fue sepultado en la entonces Rotonda de los Hombres Ilustres. Su fama ha rebasado los límites nacionales, y sus versos han sido cantados por todos los países de lengua castellana.

En España, don Alfonso Reyes se hace cargo de la preparación de las “obras completas” de Nervo. En 1920 rescata y edita La amada inmóvil en cuyo prólogo el poeta revela un largo dolor reivindicatorio del amor de Ana, “idealizado hasta la culpa”. En su “Advertencia”, Reyes afirma que “el volumen estaba preparado para la publicación desde el año de 1915”, sólo que…

El doctor Jiménez Aguirre, editor y autoridad mayor entre los estudiosos de Nervo, presentó en 2010 (UNAM/CONACULTA, 2 vols.), su edición anotada de la Poesía reunida del inolvidable nayarita. Lo invito a leerlo.

 

————————

*Amado Nervo nace en Tepic, Nayarit, el 27 de agosto de 1870. En 1894 llega a la Ciudad de México. En 1895 aparece El bachiller, novela en la que sacrifica la moral en privilegio del arte, según sus acusadores. Durante su vida publica 11 poemarios: 1898: Perlas negras y Místicas. La segunda edición (1904) incluye Las voces. / 1901: Poemas. / 1902: Lira heroica y El éxodo y las flores del camino. / 1905: Los jardines interiores. / 1909: En voz baja. / 1914: Serenidad. / 1917: Elevación. / 1919: El estanque de los lotos.

Deja un comentario