TEATRO PÁNICO

TEATRO PÁNICO

Eulogia Crespo

¿Así que incluso las palabras toman partido? ¿Empatía, crítica, la hasta entre las Damas Popof encumbrada, resiliencia? ¡No, hombre! Si las palabras votan, toman partido, se parten y nos parten. ¡Déjenlas retozar!

<>

Están ahí, en el Diccionario, fijas, pero también polisémicas. Su temperatura, la decide el empleo humano, humanizado, no faccioso. Empatía es lo que significa la expresión de la enfermera María Galicia, agotada por su tarea contra maldita pandemia, destrozada por la muerte de una colega: “Ayudar al prójimo es una necesidad”.

<>

La crítica funciona como pulmón sano de la sociedad, la antigua de la monarquía (así, con minúscula, para joderla), o la nueva de democracias enfermas de electorados rencorosos, políticos sin real ideología, demagogia que se atreve a decir su nombre, mentiras machacadas.

<>

Resiliencia, que no, no me gusta, pues prefiero la correosa resistencia, significa empero lo mismo: apechugar el golpe brutal, saltar el trauma, y transformarlo en genuina solidaridad.

<>

Confío, de corazón, que cuando toquemos el fondo apocalíptico que nos aguarda, entre caballos y jinetes maléficos, trompetas de ángeles exterminadores, granizo de fuego, hambrunas, incontrolable peste, nos guíen, luminosas, las palabras empatía, crítica y resiliencia, faros para salir del laberinto.

<>

¡Promisorio, venturoso, lingüísticamente libre (aunque enoje) 2021!

 

Deja un comentario