HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

HORRIBLE PUBLICIDAD HORRIPILANTE

Claudio Acevedo

 

Propincuo follower

¿No parece a usted que las series, Netflix y demás, que paradójicamente te ataban a la pantalla de plasma doméstica, cuando todavía gozábamos de libertad para meternos a un cine, movernos sin restricciones ni amenazas de contagios, por las ciudades, empiezan a “refritearse”, ser calca de sus propios primeros éxitos?  A mí sí.

Por eso me puse a leer. ¿Ha oído usted el nombre de James M. Cain, James Mallaham Cain? Pues Cain, nacido en Estados Unidos allá por 1892, periodista, que también escribía para el cine, es autor de por lo menos dos famosas novelas negras, Serenade y The postman always rings twice. Le digo que, en otras tantas patadas, me devoré El cartero llama dos veces. Había gustado su segunda versión cinematográfica, protagonizada, por el loquito de Jack Nicholson y Jessica Lange.

Noqueadora historia, en la que Cora, de ambiciones fracasadas, pero a flor de piel, y Frank, un auténtico vago de carreteras y vías de ferrocarril, que se encuentran por azar, consiguen asesinar a Nick, esposo de Cora, un griego dueño de una solitaria fonda y adosada estación de servicio automotriz, en las vastedades de la California de 1946. Y de cómo libran a la justicia, en la que se enfrentan un Fiscal y un Defensor en un duelo como de Western, pero no a sus propias contradicciones y sinos fatales. A la postre, Frank es ejecutado, por la muerte de Cora, en un ¿accidente? automovilístico. La novela es su versión de los hechos, mientras espera que lo mate la ley.

No niego que la novela es medio racista. A Cora le preocupa que la crean mexicana, y Frank, que jura no confundirla, describe a las mexicanas caderonas, de piernas chuecas, de senos que llegan al mentón, piel amarillenta y cabello grasoso. Allá él.  De vivir en estos tiempos, se hubiera contado entre los trumpianos que asaltaron el Capitolio.

El caso es que me puse a navegar, en busca de quién podría hacerla de Cora, en una tercera versión. Y di con dos posibles candidatas, que, follower, le comparto:

Macky González, y Vanessa Munley.

Cuando lea la novela, decida usted.

 

Por último, el lunes 18 que reabran los restaurantes, me llevaré al perro Moroleón y a Vicky la bicicleta, a Polanco. Ya le platicaré.

2 pensamientos

Deja un comentario