Los caminos no tomados… (por un mediocre)

Sí, Javier Bardem es un buen actor y su perfil es de mármol., sin embargo su decisión por actuar en esta película es tan baja como la calidad emocional de su personaje…

Un idiota, frustrado.

Tema adormecedor y fútil de esta película que solo ví por el letargo que contagia al grado de sentir flojera hasta de quitarla y la vaga esperanza de que algo pasara y nunca pasó.

Este idiota, cómo muchos otros (en la vida real) que añoran tiempos no vividos, los que dicen “en mis tiempos” por que en vida se les ha acabado el gozo y la apreciación de estar vivos…

Los mismos idiotas que con comida en la mesa, agua en la regadera y familiares que los aman viven en el pasado ó peor aún, en el hubiera.

La razón por la cual alguien haría de este tema tan aburrido una película me perturba tanto como el tiempo que sí perdí en ver esta ridiculez.

El hombre “vive” muerto, pensando y soñando en vidas que pudo haber tenido mucho peores que la que escogió, su arrepentimiento y bajo coheficiente intelectual lo llevan (y lentamente al espectador) a la única moraleja ó filosofía levemente importante en el film., hay otros “yos” en otras dimensiones viviendo otras cosas… Suena más mágico hablar del tema que verlo en cine.

Una película vacía, frustrante y absurda…

Por lo menos puedo poner mi grano de arena si logro que alguien no la vea, por favor no lo hagan…

Más interesante comerse una sopa Maruchan en el oxxo y atreverse a comerla en sobriedad y aún así disfrutarla.

Emoción cero, profundidad nula…

L.F

Deja un comentario