CONSÚMASE EL DIVORCIO

CONSÚMASE EL DIVORCIO

(Teatro pandémico)

Eulogia Crespo

<>

La incompatibilidad de caracteres entre AMLO y el nuevo feminismo, tan diverso, de tantos follajes, excede la anécdota del muro alzado para fortificar un Palacio Nacional, residencia de una minúscula tribu, la familia presidencial. El “pleitazo” más bien se encona.

<>

Porque a lo del “!Ya chole!”, y a lo de que lo del “Presidente rompa el pacto”, era fórmula importada, se añadió la enrevesada explicación del 8M: provocación, jugarreta de sus conservadores adversarios, drones que podían bombardear Palacio, etcétera, etcétera.

<>

 ¿Dónde quedan, entonces, las razones de la legítima protesta? Feminicidios que no paran, impunidad a todo tren, oídos sordos. Digamos que quedan en un basurero.

<>

Un prudente Juez de lo Civil, comprendería, al punto, el choque fatal de trenes.

<>

De una parte, una visión del mundo femenino que lo constriñe, en principio, a un rol individual, familiar, social, secundario, supeditado; y, por excepción, al apetito de cargos públicos. Pero nada más. De otra, un malestar que crece, se contagia, clama contra las rebuscadas maneras patriarcales, la inequidad manifiesta, el abuso. Eso y más.

<>

¿Agotadas las vías de avenencia, viene la sentencia: aquí se rompió un jarro y cada quien a su cotarro? ¿Y allí muere? Ojalá que fuera así de simple.

<>

Muina, desdén, cerrazón, burlas, desde el Poder, no bastarán para contener ese “sunami” de mujeres, que proviene de mar social de fondo. También en anécdotas quedarán: que, al candidato para Guerrero, lo “bajen” o lo mantengan; y las fotos simuladoras con puñados de funcionarias dóciles.

<>

Falta, post divorcio, lo más difícil, espinoso, rudo.

 

Deja un comentario