Halston con H.

Para empezar, debo externar mi aburrimiento ante la presencia de Ewan McGregor hasta en la sopa., pero en este caso debo guardar (un poco) mis manías para aceptar que fue muy buena elección llamarlo para este personaje de la vida real ya que su interpretación es impecable (aunque si hay algo que abunda en este planeta son actores y siempre agradezco caras nuevas).

McGregor “és” el Gurú del diseño Roy Halston Frowick, entregando una actuación honesta y arriesgada, lo que denota un arduo estudio del complejo genio Halston de parte del actor quien no escatimó en detalles, ademanes, poses y asientos., que fueron escalando conforme crecía el ego, la adiccion y la billetera de H, como lo llamaba su mejor amiga Lizza (con z) Minelli.

Lizza y H hicieron mancuerna desde finales de los 60’s hasta la muerte de H., quien diseñó los atuendos más emblemáticos de la cantante y hasta su icónico traje de bodas amarillo.

Halston se dio q conocer por primera vez gracias a los sombreros que diseño para Jackie O, pero cuando estos pasaron de moda el maravilloso H tuvo que ingeniárselas para emprender en diseño de ropa para mujer, lanzando su talento a la deriva., este tono arriesgado fue algo que lo distinguirá de por vida ya que la moda es un gremio cruel y acelerado; Halston vivió correteando la “chuleta” extendiendo su talento para diseñar de todo desde ropa, zapatos, maletas, alfombras y perfumes.

Sin más detalles personales deseo calificar esta miniserie de cinco episodios producía por Netflix como una JOYA., las malas lenguas dicen que es una biografía no autoriza del artista sin embargo, opinó que la forma en que se ilustró el imperio H es impecable, respetuosa y sumamente ágil.

Tanto la fotografía como la cinematografía con finas y minuciosas, se siente el espíritu de un verdadero artista en detalles cómo poder percibir los olores y texturas de las telas, el viento que las dibuja. El cast es grande, todo el “talento” parece de la época y empata bien con la majestuosa interpretación de McGregor… El vestuario que presumen, ni se diga.

No se pierda esta gran producción y cuidado, fácilmente causa adiccion de ver los cinco capítulos de golpe aplicando desvelon.

L.F

Deja un comentario