BOFETONES

BOFETONES

(Horrible publicidad horripilante)

Claudio Acevedo

Propincuo follower:

Días pasados, en México y en Europa, llovieron los bofetones. Aquí, a MORENA, en la Ciudad de México con su pérdida de no pocas Alcaldías en las urnas electorales.

En Francia, con el que un joven monárquico le asestara al no muy popular presidente Emmanuel Macron en su gira por Valence. Lo que le valió al abofeteador un buen número de meses de prisión.

Y en Cournelles, Inglaterra, con una monumental parodia de Mount Rushmore de Estados Unidos —ese monte de efigies presidenciales al que aspiraba “Bóreas” Trump— bautizada Mount Recyclemore.

Ni más ni menos que los rostros de los mandatarios pertenecientes al exclusivo Club del G7; conjunto levantado con residuos electrónicos —computadoras, gadgets, consolas y demás—, la nueva basura que en competencia con el plástico va invadiendo la tierra y pronto los mares (que el espacio exterior ya es vertedero de esa basura a su modo electrónica formada por restos de cohetes y satélites artificiales).

Singular ocurrencia que al instante se convirtió en atractivo turístico.

Y la verdad es que la reunión misma del G7 terminó por igual en basura de buenas intenciones, al no concluir con compromisos contantes y sonantes.

Dejemos el ring.

Mejor le comparto, follower, a la tapatía Astrid Rueda, modelo que no se queda por debajo de la belleza de sus coterráneas.

 

Deja un comentario